Inversa academia.

Aprendiendo a crecer: equilibrio financiero y crecimiento empresarial.

Formación
25 September 2020
Equilibrio Financiero de una empresa.

 

No sólo se trata de crecer sino de cómo lo hacemos.

A la hora de afrontar un proyecto de crecimiento empresarial importa el cuánto, pero cuidado, también el cómo. Las grandes cifras a veces nublan otros principios básicos de gestión financiera y nos pueden llevar a cometer errores graves que pongan en riesgo la solvencia del negocio y su continuidad.

 Todo crecimiento en principio es bueno si se hace de un modo equilibrado, si tenemos la capacidad económica, productiva y laboral sufieciente. Pero....

-La falta de capacidad productiva nos puede abocar a no poder servir nuestro producto en los plazos comprometidos. 

-La falta de capacidad laboral puede afectar también a la anterior, es decir, tenemos los medios e infraestructura pero no tenemos el personal necesario para hacerlo funcionar.

-La falta de capacidad económica o financiera nos impedirá realizar los pagos corrientes, las inversiones necesarias, el pago de deudas, intereses etc.

Todos estos aspectos están relacionados entre sí. La estructura económica debe estar correlacionada con la estructura financiera. Hablamos de equilibrio entre empleo y recursos, entre Activo y Pasivo. Hablamos de Equilibrio Financiero.

Aprendiendo a crecer: equilibrio financiero y crecimiento.

- Analizamos la solvencia general a través del Ratio de Solvencia que compara todo el activo con todo el pasivo. 

    Ratio de solvencia = Activo / Pasivo

El equilibrio mínimo se dará cuando todo el activo fijo esté financiado con pasivo fijo, así como todo activo circulante, por pasivo a corto.

El equilibrio deseable para obtener una mayor seguridad financiera será aquel donde se consiga además que el pasivo permanente sea superior al activo fijo.

- La solvencia más inmediata nos la da otro ratio: Ratio de Tesorería.

Ratio de Tesorería = Disponible + Realizable / Pasivo Corriente.

Por Disponible entenderemos el dinero líquido, por Realizable, bienes y derechos susceptibles de convertirse en dinero con mucha rapidez y por Pasivo Corriente las deudas a corto plazo.

 Este ratio conocido también como "prueba ácida" medirá la capacidad de la empresa para hacer frente al pago de aquellas de sus deudas que vencen a corto plazo.

La existencia de pagos y cobros aplazados es una realidad del mercado, por eso la gestión de la tesorería es muy importante para las empresas para contar en todo momento con los medios necesarios y suficientes para hacer frente al pago de las deudas con vencimiento más inmediato.

 A veces con la obsesión de crecer se olvidan estos principios financieros básicos entrando en uso de recursos desequilibrado que absorve nuestra liquidez e impide hacer frente a nuestras obligaciones con proveedores, al pago de nóminas, gastos de energía, alquileres etc

Para tener controlado este ratio es aconsejable tener un buen Plan de Tesorería donde se refleje las cantidades que vamos a pagar o cobrar para sincronizar los plazos y conseguir unos flujos de caja constantes de tal modo que nuestra liquidez sea siempre suficiente. 

Como conclusión podemos decir que:

- Crecer en principio es bueno y forma parte de los objetivos empresariales.

- Deja de ser bueno si supera nuestras capacidades 

- Implica desarrollar una buena planificación que refleje entre otras cosas el cómo manejar los tiempos de cobros y pagos de explotación, de inversión y de financiación siendo esta última una herramienta fundamental para afrontar un buen crecimiento empresarial.

 

 

 

#crowdfactoring Crowdlending Finanzas pymesyautonomos
Berta Otero Serantes
Berta Otero Serantes
CMO

Si quieres contribuir en Academia Inversa como experto hazte socio del conocimiento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra Web. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.